Seguro que revisas tu paramotor pero haces lo mismo con tu parapente !!

0
(0)

Seguro que revisas tu paramotor cada ciertas horas y que miras si tiene alguna fuga o si notas alguna perdida de potencia. Pero haces lo mismo con tu parapente !!

Piensa que si te falla el motor dispones de sustentación para poder aterrizar, pero si te falla el parapente no dispones de dicha sustentación. Por esto queremos hacer que nuestros lectores cambien el chip, y que se prioricen unas partes del material de vuelo a la hora de hacer las revisiones. Hasta ahora seguro que muchos de los que volamos en paramotor (yo me incluyo) hemos priorizado en el motor y chasis a la hora de hacer una revisión pero tenemos que empezar a cambiar.


Un parapente en malas condiciones nos puede acarear:


  • Despegues mucho más costosos (a la vela le cuesta subir).
  • Parachutajes (el ala deja de avanzar, el intradós se arruga, los frenos se destensan y el tejido produce un ruido característico de esta situación).
  • Un menor rendimiento del parapente, etc………..



Para evitar estas situaciones, procederemos a revisar nuestro parapente.



Revisión del parapente.

La revisión de nuestro parapente la podemos dividir en dos partes:

Revisión visual.

Esta revisión la podemos realizar nosotros mismos y Lo primero que tendremos en cuenta es que la tela y los cordinos no envejecen al mismo ritmo y es bastante posible que todo o parte del suspentaje necesite ser sustituido durante la vida normal de una vela. La condición del suspentaje es la que más influye en la condición general del parapente y su aptitud para volar. Debido a la naturaleza de los materiales usados, es bastante normal que los cordinos cambien de longitud y/o resistencia con el paso del tiempo/uso, y basta una pequeña desviación del calado para que el comportamiento en vuelo y despegue se vea afectado. Es por lo tanto crucial que los cordinos se comprueben con frecuencia para ver que tengan la longitud correcta.

Recordar que los sustentes se encogen con con el paso del tiempo/uso.

Para realizar esta revisión necesitamos las medidas que nos proporcionan los fabricantes.


Comprobamos visualmente todos los cordinos para detectar posibles daños externos, los nudos de los cordinos del freno, así como dichos cordinos por si presentaran un desgaste excesivo. Sustituimos cualquier cordino cuya funda esté visiblemente dañada.



El siguiente paso será revisar la vela de posibles desgarros o costuras en malas condiciones….

Si en nuestra revisión visual hemos detectado alguna de estas anomalías en nuestro parapente, el siguiente paso será llevarlo a un taller de reparación donde nos lo solucionen. En el caso de ser algún cordino lo podríamos sustituir nosotros mismos, siempre que te veas en condiciones de hacerlo.


Revisión Completa.

Esta revisión se tiene que realizar en un taller especializado, donde se examinará a fondo el estado de nuestro parapente, realizando diferentes tipos de test: de porosidad, de desgarro, de resistencia…… Con esta revisión se nos aportará una documentación con los resultados que nos será muy útil en caso de querer vender nuestro parapente.


Recordar el parapente es lo que nos sustenta en el aire y por lo tanto es una pieza clave de nuestro material de vuelo. Revísalo a menudo!!







¿Te ha gustado esta noticia?

Valora de 1 a 5 estrellas

Valoración media 0 / 5. - Votos: 0

Aún no hay votos! Sé el primero en valorar esta noticia

¿Te ha gustado? Compártelo con tus amig@s:

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Noticias relacionadas: