Nuevos Chalecos salvavidas de PAP

0
(0)

PAP acaba de lanzar recientemente su chaleco salvavidas de percusión automática y para comprobar su fiabilidad han realizado todo un set de pruebas que nos explican a continuación y las cuales podremos ver en el vídeo que han editado y que podéis ver al final del artículo.



Siempre hemos podido comprobar a través de videos y fotos que los pilotos muy a menudo suelen volar encima del agua. Si existe algún sistema como el AGAMA desarrollado para ser instalado en el mismo paramotor, nos hemos dado cuenta de que numerosos pilotos han optado por utilizar chalecos salvavidas de percusión automática.

Al igual que hay que hacerlo con los paracaídas de emergencia, hemos querido comprobar el buen funcionamiento de estos chalecos usándolos con el paramotor en el agua. Para nuestra prueba hemos elegido un modelo de 150N que se supone es el más adecuado para las circunstancias de peso y volumen del chaleco.

Conclusiones y resultados de nuestra prueba de flotabilidad en paramotor con piloto equipado con chaleco salvavidas de percusión automática de 150 N.

PILOTO INCONSCIENTE:
En caso de amerizaje, al inflarse el chaleco, el piloto tiende a quedarse en posición lateral (de costado), independientemente de la posición con la que entre en el agua.
Con el depósito de gasolina grande (13L.) y poco o nada de combustible, es posible que el piloto llegue a tener las vías respiratorias parcial o totalmente sumergidas en el agua con las consecuencias que esto supone. 
Con depósito lleno, el paramotor tenderá a sumergirse dejando las vías respiratorias del piloto fuera del agua

PILOTO CONSCIENTE:
Una vez se haya inflado automáticamente el chaleco y aún con el deposito de gasolina vacío, le será fácil adoptar una posición cómoda con un ligero movimiento de brazos.

Hemos podido comprobar que el aire en el depósito y el material con el que está fabricada la silla mantienen a flote el paramotor por si sólo. Con el depósito vacío el paramotor se queda flotando por encima del agua, con el depósito lleno flota a unos 30cm. por debajo de la superficie.

Aprovechamos para tirarnos sin chaleco y comprobamos que tardamos unos 10 segundos en liberarnos del paramotor, empezando siempre por las perneras para después liberar el ventral y la cinta del pecho. En condiciones reales de estrés con los cordinos del parapente que se enrollan fácilmente alrededor de nuestro cuerpo, así como la propia vela, oleaje y otros elementos adversos, las posibilidades de no sobrevivir, en nuestra opinión, son altas.

Queda demostrado que es indispensable tener un sistema de flotabilidad si vas a volar encima del agua. Creemos que es importante que esté en el mismo cuerpo del piloto ya que en caso contrario, al tener que separarse del paramotor, el propio equipamiento de vuelo (botas, traje, casco, instrumentos de vuelo, etc.) suponen un lastre y por tanto una trampa mortal. Nuestro piloto Ramón Morillas cuando hace exhibición encima del mar tiene un sistema Agama en su paramotor más un chaleco salvavidas de disparo automático personal.

Recordamos que en caso de amerizaje inminente lo hagamos con el viento en cola para que el parapente nos adelante y evitar en la medida de lo posible que cordinos y parapente nos caigan encima. En caso de oleaje aterrizar a favor de las olas.

Esperamos que esta prueba haya sido útil y resuelva algunas dudas que todos los pilotos que volamos encima del agua hemos llegado a tener alguna vez. Nosotros ya los usamos siempre que vamos a volar por encima del agua.

PAPTeam



Más información: PAP Team


¿Te ha gustado esta noticia?

Valora de 1 a 5 estrellas

Valoración media 0 / 5. - Votos: 0

Aún no hay votos! Sé el primero en valorar esta noticia

¿Te ha gustado? Compártelo con tus amig@s:

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Noticias relacionadas: